. Quarter Rock Press - Noche de baile con Silverio en Circuito Indio desde Pachuca
 
 
   
Noche de baile con Silverio en Circuito Indio desde Pachuca FOTOS: QUARTER ROCK PRESS

Noche de baile con Silverio en Circuito Indio desde Pachuca

El destacado músico ofreció sus mejores canciones en el Dunhkelheit Bar

 

BRENDA VALDERRABANO

(@brenda_vaa)

 

Fue el turno de Pachuca, Hidalgo para recibir al extravagante músico guerrerense Silverio, quien se presentó dentro del Ciclo 4 de Circuito Indio.

Sin duda, ha dado uno de los shows más bizarros de la ciudad en los últimos meses presentándose en el Dunkelheit bar.

Eran pasadas las 11 de la noche y la gente ya esperaba impaciente la aparición de Silverio, gritaban y maldecían para que saliera al escenario y en punto de las 11:15 p.m. Silverio subió con un traje brilloso, que le duró puesto muy poco tiempo. La noche empezó con una de las canciones más esperadas, ‘Yepa Yepa Yepa’ que puso a bailar a todas las personas ahí dentro. El respeto no estuvo presente en ningún momento, pero abundaban las groserías y alguna que otra persona que le recordaba a su mamá.

 

 

Las canciones siguieron con la energía espectacular de este hombre y sus épicos movimientos de baile mongol, el público aplaudía y gritaba, y así fue como empezó a quitarse la camisa roja, que ya estaba totalmente mojada por algún tipo de bebida.

La música no paraba y la cercanía a las personas le dio la oportunidad perfecta de tomar dos celulares y un par de lentes que, sin ningún problema, se los metió dentro de su ropa interior, donde estuvieron guardados durante un par de canciones. Con tanta gente y tanto baile, el calor aumentaba y Silverio refrescaba al público al escupirles cualquier bebida que estuviera tomando o aventar cerveza; sin embargo, nadie se quejaba y todos parecían disfrutarlo. Pasaron canciones como ‘Perro’ y ‘Tu Casa’ y los pantalones también salieron volando, dejando al público con una bella vista del cuerpo semidesnudo de Su Majestad Imperial y todo el público pedía que se quitara el resto de su ropa. Aprovecharon para aventarle alguna prenda que, sin dudar, se metió a la boca e intentó cantar de esa forma.

 

 

Después de un poco más de una hora, mucho baile arriba de la mesa, celulares y lentes que terminaron con un olor peculiar, finalmente se despidió del público dejando a muchos con ganas de más, pero a todos satisfechos por ver un show épico, que sin duda no es apto para cualquier público, pero que vale la pena presenciar.

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio