. Quarter Rock Press - Jim Morrison, el gran poeta de The Doors
 
 
   
Jim Morrison, el gran poeta de The Doors FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Jim Morrison, el gran poeta de The Doors

El Rey Lagarto plasmó sus emociones tanto en canciones como en poemas

ALEJANDRA OROZCO

Si hay una palabra que describe a la década de los 60s, es tal vez la psicodelia, una combinación de colores, sensaciones y emociones que era necesario explorar en diversas expresiones. 

Un personaje característico de este ambiente fue Jim Morrison, escritor, cantante, músico, Rey Lagarto y también poeta, una faceta qué tal vez no conocías. 

Parte de la personalidad del vocalista de The Doors -que nació un día como hoy de 1943 en Melbourne, Estados Unidos-, estuvo definida por las drogas, era constante consumidor de LSD, marihuana y otras sustancias, que lo inspiraban a alcanzar el estado espiritual que profesaban sus poemas.

Estudiante de cine y amante de las letras, Morrison formó parte de la contracultura del momento, y sin más preámbulo, aquí algunos poemas del inmortal Rey Lagarto:

 

-Poder

Puedo hacer que la tierra se pare
en seco. Hice
desaparecer los coches azules.

Me puedo hacer invisible o pequeño.
Puedo convertirme en gigante y alcanzar las
cosas más lejanas. Puedo cambiar
el curso de la naturaleza.

Puedo situarme en cualquier lugar
del espacio o el tiempo.

Puedo invocar a los muertos.

Puedo percibir sucesos de otros mundos,
en lo más profundo de mi mente
y en la mente de los demás.

Yo puedo.

Yo soy.

 

- El mundo en llamas

El mundo en llamas…
Taxi desde África…
El Gran Hotel…

Una gran fiesta anoche
atrás, volviendo atrás
en todas direcciones
durmiendo estas insanas horas.

Nunca me despertaré
de buen humor otra vez.

Estoy harto de estas apestosas botas.

 

- Inmaculadamente drogado

Te diré esto.
Ninguna recompensa eterna nos perdonará ahora.
Por malgastar el alba.

Vuelvo a aquellos días, todo era más sencillo y más confuso.
Una noche de verano, yendo al muelle.
Me encontré con dos jóvenes chicas.
La rubia se llamaba Libertad.
La morena, Empresa.
Hablamos y me contaron esta historia.
Ahora escucha esto…
Te hablaré sobre Texas radio y su gran ritmo
Suavemente conducido, lento y loco.
Como algún nuevo lenguaje.
Llegando a tu cabeza con el frío, furia repentina de un mensajero divino.
Déjame hablarte sobre la angustia y la pérdida de dios.
Divagando, divagando en la desesperada noche.

Aquí fuera no hay estrellas en todo el perímetro.
Aquí fuera estamos colocados.

Inmaculados.

 

- Despertar del recién nacido

Gentilmente se agitan, gentilmente ascienden.
Los muertos son recién nacidos despertándose.
Con desoladoras amputaciones y almas húmedas.
Gentilmente suspiran en el extasiado funeral de asombro

¿Quién llamó a esa muerte al baile? ¿Fue la joven mujer aprendiendo a tocar la canción del fantasma en su pequeño piano?
¿Fueron los desérticos niños? ¿Fue el mismo fantasma de Dios, tartamudo, animado, charlando ciegamente?

Te he llamado para embalsamar la tierra.
Te he llamado para anunciar la tristeza cayendo como carne quemada.
Te he llamado para desearte el bien. Para glorificarte como un nuevo monstruo.
Y ahora te llamo para rezar.

Aquí te dejamos con una sesión de poesía de Jim Morrison, grabada en febrero de 1969:

Media

Corona

#QRPTV

#CartónQRP