. Quarter Rock Press - Celebrating David Bowie llegó a México
 
 
   
Celebrating David Bowie llegó a México FOTOS: QUARTER ROCK PRESS

Celebrating David Bowie llegó a México

Lo mejor del espectáculo que rindió tributo en El Plaza Condesa al legendario 'Rey Camaleón'

FOTOS: FRANCISCO FERNANDEZ

TEXTO: BRENDA VALDERRABANO

Dicen que recordar es volver a vivir, de ahí que resurjan aquellos personajes que han hecho historia y revolucionado mundos. Ahora le tocó el turno de ser homenajeado a nada más y nada menos que a David Bowie. 

El tour ‘Celebrating David Bowie’ llegó a El Plaza Condesa, en Ciudad de México, este primero de marzo, para evocar las mejores canciones de Ziggy Stardust. Este ensamble musical está conformado por varios amigos cercanos de Bowie y miembros de su banda, así como músicos de clase mundial, que se rotan para ejecutar los mejores covers del gran artista. 

La noche empezó desde que se abrieron las puertas del Plaza Condesa a las ocho de la noche, y la gente empezó a pasar. Afuera, ya se escuchaba el barullo de las personas hablando, vendiendo las playeras y las tazas 3D del evento y el ocasional “te sobran boletos, te faltan”.  El público variaba de edades, desde niños de aproximadamente 12 años, hasta ancianos en bastón que no se movieron de la primera fila en ningún momento. Todos estaban reunidos para escuchar lo mejor de Bowie. 

 

 

Una vez dentro del recinto, buscas el mejor lugar para ver, y esperas que el inicio no tarde, y así fue. En punto de las nueve de la noche empezó la magia cuando Mike Garson, reconocido pianista de David Bowie, salió al escenario, acompañado de aplausos y  escándalo del público. Saludó al público alegremente, mencionando lo emocionado que estaba por haber llegado a México, luego de un viaje no muy agradable. Sin esperar más, salieron al escenario  Earl Slick y Gerry Leonard en las guitarras, Carmine Rojas en el bajo, Lee John Madeloni en la batería y Bernard Fowler en la voz, así como invitados especiales que le dieron su propio toque como Gaby Moreno, J.M. Torreblanca, Alfonso André y Cuceb Piloto.

La noche empezó de una manera increíble con ‘Bring Me the Disco King’, que sirvió para que la gente se relajara y se quedara al pendiente de lo que seguía. ‘Celebrating David Bowie’ no nos decepcionó en ningún momento, así fuera la hermosa voz de Gaby Moreno en ‘Rock ’N’ Roll Suicide’, la vitalidad de Bernard Fowler y del público mientras bailaban y brincaban en ‘Let’s Dance’, o con la emotividad que le brindó Cuceb Piloto a la increíble canción de “Space Oddity’. No importa qué canción interpretaran y no importara hacia donde vieras, la gente se limpiaba lágrimas de los ojos y miraban anonadados el espectáculo. 

 

 

Había momentos entre canción y canción que Mike Garson hablaba con el público, mencionando lo increíble que había sido el cariño de los mexicanos, u contando pequeñas anécdotas sobre las canciones y sobre Bowie. Se le notaba emocionado cada vez que hablaba; no estaba nervioso, al contrario, se notaba que los escenarios son el lugar donde se siente más cómodo. Sin embargo, notabas la sonrisa que cargaba, de lado a lado de su rostro. También encontró el momento para dar un hermoso solo de piano, tal vez improvisación, tal vez bien ensayado, que dejó al público en silencio sepulcral, mientras él acababa de hacer su magia. 

No hubo canción que no fuera coreada fuertemente por el público, ya fuera ‘Changes’, ‘Station to Station’ ‘Life on Mars’ o ‘Ziggy Stardust’. Durante ‘Wild is the Wind’, un señor, de aproximadamente 70 años de edad, no podía dejar de sonreír y de limpiarse las lágrimas de los ojos, recordando con nostalgia, seguramente, todos esos momentos que pasó en algún momento de su vida con esa canción. 

 

 

La noche siguió como siguen las cosas buenas, con risas, baile, gritos, música y cariño, hasta la última canción de la noche y una de las más conocidas de El Jefe de las Arañas de Marte, ‘Heroes’. Increíblemente, había muy pocos celulares arriba, e incluso lograbas ver una débil flama que salía de un encendedor, bailando de lado a lado, como todos los presentes. La voz de Fowler se perdía un poco entre la del público, que sonaba como si todo fuéramos héroes, al menos por este día. 

Después de que se terminó la música, y todos los integrantes de ‘Celebrating David Bowie’ se juntaron, se despidieron de los mexicanos, y se fueron, y las luces se prendieron, podías ver la emoción de la gente en su rostro. Ojos rojos, lágrimas a media mejilla, pláticas entusiasmadas entre amigos y gente que no se quería mover de su lugar, te mostraban ese lado de la música, que aunque pasen años y la gente se vaya, la emoción seguirá presente. Y hoy la emoción y la pasión se manifestó y no cabe duda de sí hay vida en Marte, y desde allá, Bowie nos sonríe.  

Corona

#QRPTV

#CartónQRP