. Quarter Rock Press - Arcade Fire, a nueve años de 'The Suburbs'
 
 
   
Arcade Fire, a nueve años de 'The Suburbs' FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Arcade Fire, a nueve años de 'The Suburbs'

Un día como hoy del 2010 la banda canadiense lanza uno de sus mejores discos

LIVIER MURILLO

El tercer álbum de estudio en la trayectoria de la banda canadiense Arcade Fire cumple nueve años de su estreno.

La agrupación ya venía de un reconocimiento mundial con su debut ´Funeral´ donde nos dejó ver su capacidad como músicos minimalistas, exquisitos y complejos, continúan por ese camino de indie y consolidación con ´Neon Bible´ en 2007; para llegar a ´The Suburbs´ con un sonido que combina lo ecléctico con la nostalgia, diversión, crítica y baile que para muchos sigue siendo la producción joya de su carrera.

La placa de más duración de los canadienses hasta este momento ganó el premio al Álbum del año en los Grammys en 2011, así como el premio BRIT al Mejor álbum internacional y buenos lugares en la lista Billboard.  Con 16 tracks el álbum se grabó casi en su totalidad en la estudio de Win y Reginé Butler en Montreal en su natal Canadá. El primer sencillo en estrenarse fue ´Month of May´ en junio dos meses antes de la publicación del material completo, le seguirían ´We Used to Wait´ y  ´Ready to Start´ uno de los sencillos que más sonaron en las listas de popularidad al igual que ´Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)´ la última canción en salir al mercado como sencillo ya casi para cerrar el 2011.

Win líder de la banda y su hermano William han dejado claro que el nombre de esta placa no está basado en una crítica o un señalamiento a los suburbios fuera de las periferias de las ciudades que en ocasiones se puede tomar en tono despectivo, es entonces un disco y una entrega de música desde los suburbios esos en donde los hermanos Butler vivieron parte de su adolescencia en Houston, Estados Unidos. A de decir de Win este disco es una mezcla de la música que escuchaban en esos años, una mezcla peculiar entre sus influencias de Neil Young y Depeche Mode.

Cajas de sonido, cuerdas, pianos profundos, teclados electro y coros, el pandero inconfundible de Reginé, las letras simples pero directas y todas compuestas por los integrantes de la banda, llevan al escucha de este disco a un viaje en el tiempo a esa pre o adolescencia de los barrios no tan conocidos de la grandes ciudades, le hace justicia a los rincones menospreciados de las urbes que también pueden inspirar grandes recuerdos; todo esto con ritmo y soltura. Sin duda un disco histórico y de la más alta calidad.