. Quarter Rock Press - Moriría sólo por verte
 
 
   
Moriría sólo por verte FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Moriría sólo por verte

MARTIN MELLINO - Columnista

Cada   domingo,   en  las  canchas   del   (cada   vez   más  lamentable)  fútbol   argentino,  cuelga  una bandera que reza: “Si jugaras en el cielo, moriría para verte”. Y esa frase hecha bandera es la que me da pié para mi columna: ¿por cuál músico fallecido moriría para verlo? Antes de empezar, debo aclarar que a varios de los artistas que ya  han dejado este mundo (léase Nirvana, Ramones, Beastie Boys, Cerati...) tuve la suerte de verlos en vivo. Pero igual, y a quién no, me gustaría volver a verlos.  

Lo que puedo afirmar es que al de arriba le gusta la buena música y en especial, la que es un poco más pesada. ¿Y por qué digo esto? Se llevó a los cuatro miembros originales de Ramones: Joey, Johnny, Dee Dee y Tommy. Parece que los quería allá para él solito. Con lo que voy a decir ahora, no descubro nada. Ramones era, si se me permite la expresión, una banda de puta madre.

Uno a los que no tuve la suerte ni el privilegio de ver en vivo fue The Beatles. De más está todo lo que pueda decir de ellos. Me hubiese encantado ser contemporáneo a su época y poder oír en vivo ‘Helter Skelter’, ‘Day Tripper’ y ‘Paperback Writer’, mis tres temas preferidos de ellos.

Otra banda a la que si pude ver en vivo fue a Nirvana. Y por ellos tengo un motivo para morir y volver a verlos: cuando visitaron Argentina me quedó la espina clavada de escuchar en vivo ‘Smells Like Teen Spirit’. Kurt Cobain amagó todo el show con los acordes, pero no la interpretaron, en castigo por  el  pésimo  comportamiento   que  el  público   (una  vez  más) tuvo  durante  el   show  de  las  ‘Calamity Jane’, banda soporte durante esa gira de Nirvana.

Al inicio de la columna hice mención a que al de arriba le gusta la música pesada. Y eso lo terminamos  de   comprobar  con   otros  dos   artistas  que   ya   no   están   entre   nosotros:   Sid   Vicious  (Sex Pistols) y Joe Strummer (The Clash), miembros de dos de las mejores bandas de la historia del punk inglés. ¿Quién no quisiera verlos en vivo tocando ‘God Save The Queen’ o ‘London Calling’? Del rock nacional también quisiera ver en vivo a uno que no pude ver: Luca Prodan. Aunque me saqué a medias esa deuda en el último Movistar Fri Music, con Las Pelotas interpretando parte de los grandes clásicos de Sumo. 

Otro al que quisiera ver es Gustavo Cerati. Tanto su carrera solista como su etapa con Soda Stereo. Un placer que pude darme pero que me encantaría volver a ver. Quizás sea el artista más influyente en todo Latinoamérica. Una voz única. Un talento inigualable. Un músico inolvidable.

El tercer artista argentino por el que moriría para poder verlo nuevamente es quizás el menos conocido, pero no por eso menos importante. Adrián Nievas, más conocido como Ciudadano Toto, líder de Adicta, banda verdaderamente de culto. Dueño de una de las mejores voces del rock nacional, Toto nos dejó un legado que todo aquel que nunca lo haya escuchado debería hacerlo: 1 disco solista, 5 con Adicta,   3   EP’s,   2   compilados,   1   con   Increíbles   Ciudadanos   Vivientes   (su   ex   banda).   Un   letrista verdaderamente entrañable. 

Estos son sólo algunos de los músicos que ya han fallecido y quisiera volver a ver. La lista es aún más amplia: David Bowie, Freddie Mercury, Jim Morrison, Adam ‘MCA’ Yauch (Beastie Boys), Bob Marley, Jimi Hendrix, Michael Hutchence (INXS), Elvis Presley, Janis Joplin, el Flaco Spinetta, Dolores O’Riordan (The Cramberries), Michael Jackson, Ian Curtis,   más, más y más. En definitiva, daría un gran paseo por las nubes.