. Quarter Rock Press - El fenómeno del trap en la Argentina
 
 
   
El fenómeno del trap en la Argentina FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

El fenómeno del trap en la Argentina

AGUSTINA MONTILLO - Columnista y locutora

El trap es un género musical relativamente nuevo para algunos de nosotros. Este estilo es el favorito de los millennials más jóvenes y los centennials, va desde lo 13 a los 25 años, más o menos. En Argentina, en este último tiempo, empezamos a escuchar nombrar cada vez más al Duki, Paulo Londra o Wos, pero ellos tres son algunos de los tantos referentes que hay en el país. Khea, Lit Killah, Dakillah, Cazzu y Ecko, también llevan el flow en la sangre. 

Todos estos artistas despegaron en este 2018 y llevaron al trap a los primeros puestos de lo más escuchado en Spotify. Duki, con 22 años, agotó un Luna Park e hizo 14 shows en España para más de 20.000 personas, una cifra increíble para un cantante que todavía no lanzó su propio un disco. Paulo Londra, de 20 años, presentó 'Cuando Te Besé', una colaboración con Becky G que se posicionó en el primer puesto de los charts y además se sumó - a último momento- al lineup del Lollapalooza 2019. El festival de música de Perry Farrell, se sumó a la movida y convocó a varios músicos de este género. Wos, el último campeón internacional de la Batalla de Gallos, Dakillah, Cazzu, Neo Pistea, Ca7riel, entre otros. Todos ellos se presentarán en la próxima edición del Lolla y llevarán su música a miles de personas.

Pero lo que todos estos artistas tienen en común es que “empezaron de abajo”, como solemos decirlo. Duki, por ejemplo, salió de “El Quinto Escalón”, un encuentro de rap y freestyle que se organizaba en el Parque Rivadavia, una popular plaza de Caballito, Buenos Aires, y llegó a ser la competencia de plazas más concurrida de Argentina. Ahora tiene millones de views en sus videos de Youtube, y 'She Don't Give A FO' y 'Loca', son algunos de sus hits. Todos se caracterizan por ser muy jóvenes, casi ninguno supera los 25 años, y cantan lo que los chicos de su edad quieren escuchar, cuentan sus problemas, hablan de las cosas que les preocupan o quieren cambiar, pero también rapean sobre las salidas con amigos, las fiestas y los excesos.

Ese es el secreto del éxito del trap, o al menos es lo que me explicaron algunos fanáticos del género que entrevisté para que me cuenten por qué escuchan esta música: 

Ramiro - 21 años

“Escuchó trap de toda la vida, desde los 10 años mas o menos, siempre me gustó el hip hop, el rap, Eminem sobre todo. Ya más de grande lo empecé a escuchar a 2Pac, Big Poppa y mucho rap de Argentina, América Latina y de España, y llegué al trap por el rap mismo. La canción que me voló la cabeza es Milky de Akapellah, que es un trap no tan trap, habla mucho de la realidad de Venezuela, la crisis económica, y va un poco en contra de la corriente del trap porque no habla solamente de putas, droga y fiestas, creo que por eso me gusta tanto”.

“El trap, en Argentina, llegó mucho por lo que fue el fenómeno del ‘Quinto escalón’ y por los referentes que fueron soltándose como Duki, que hace 2 años yo iba a la plaza y lo veía. Esas cosas que uno no se espera… Creo que también las letras del 90% del trap son muy pegadizas y sobre todo hablan de descontrol y fiestas, son canciones más para escuchar en un boliche y se hacen muy masivas”.

 

Stefania - 23 años

“Comencé a escuchar de casualidad trap, estaba en Youtube mirando las tendencias y me apareció una canción de Paulo Londra con Becky G, “Cuando te besé”. Entré a verla y me gustó. Así, empecé a buscar más canciones de Paulo. Vi que hacían batallas de gallos, competiciones de estilo libre y así fui encontrando a los demás. Hace poco encontré a Wos y me encantan sus temas”.

Me gusta el trap porque refleja más lo que está pasando, lo que les pasa por la cabeza lo dicen. Wos tiene letras que son buenísimas y te llegan, gritan lo que todos estamos viviendo. En el reggaeton son cosas más alejadas, fiestas multimillonarias en un yate -que está buenísimo para bailar en un boliche-, pero marca una distancia. El trap es lo contrario, te transmite cercanía, es un amigo cantando”.

 

Ayelén  - 23 años

“Empecé a escuchar trap hace unos 4/5 años. Desde chica escucho mucho rap, y aunque son géneros que están muy relacionados, tienen diferencias grandes. Todo empezó años atrás tipo 2013 cuando se creó la competencia de freestyle más importante de nuestro país. Y a todo el mundo le empezó a copar la movida. Después de 5 años de improvisar rimas, muchos (como el Duki) quisieron hacer música y hacerse famosos. Entonces aprovecharon esta popularidad para hacer temas. Argentina empezó a escuchar más y más trap, y empezó a consumir freestyle. Y cuando los raperos empezaron a sacar temas, explotó la industria. 

Hoy en día Argentina está muy bien parada. El trap creció porque es algo que está de moda, porque es innovador. Porque ven a Drake y se piensan que eso es lo más cool, y por eso quieren imitarlo. Creo que la mayoría son copias de copias, tipo Bad Bunny es una copia barata de Drake. Y así sucesivamente.

Pero eso no quita que haya gente con talento. Así como Duki y Paulo Londra que supieron hacer música independiente, y tienen temas muy buenos que pegan, y a todo el mundo le gustan. Admiro la capacidad y lo bien que estuvieron en aprovechar el momento, y explotar el género en nuestro país, que hasta hace unos años era bastante desconocido para la mayoría”.

 

Julia - 13 años

“Arranqué a escuchar trap hace 2 o 3 años por una recomendación de Youtube. Me parece que el trap se hizo tan popular este año por la creciente popularidad de este en EE.UU, luego de este ‘boom’ varios artistas vieron que acá también podía funcionar y lo intentaron hacer pero agregándole algo de estilo propio, creando así el ‘trap argentino’”.

 

Todos los chicos coinciden en que el comienzo, o aunque sea el hito que marcó los primeros pasos del trap en Argentina fue el Quinto Escalón y que las letras los representan y hacen que se sientan identificados. Ayelén igual destaca que algunas canciones pueden parecer monótonas porque hablan de drogas y putas, y hasta algunas son muy machistas. El abanico es amplio y en sus playlists también incluye a Kidd Keo, XXXTentacion, DrefQuila y Migos. Ramiro además escucha rap venezolano, Drake y Raz-B de España. A Julia le encanta Andrómeda de Wos por el mensaje que da y lo profunda que es la letra. Ella también escucha a Cardi B. 

La lista de artistas es larguísima, a lo largo de esta nota te dejé varios nombres por si te interesa empezar a escuchar trap o por qué no, si ya lo hacés, conocer nuevos artistas.