. Quarter Rock Press - 'Dookie' y su aniversario de plata
 
 
   
'Dookie' y su aniversario de plata FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

'Dookie' y su aniversario de plata

ALEJANDRA OROZCO - Periodista

Llegó el ansiado momento, mi primer columna sobre Green Day. Déjenme comentarles que es un momento muy esperado para mí, pues aunque no sea la mejor banda del mundo y de la historia, es mi banda favorita y estaba buscando el pretexto ideal para dedicarles unas letras.

Este 1 de febrero, Dookie, disco que los catapultó a la fama y uno de los más importantes de la década de los 90s, cumple 25 años de haberse lanzado, yo tenía apenas un año cuando eso pasó y faltarían otros 13 para que los conociera y cambiaran mi vida.

Conocí a Green Day en 2015, con American Idiot, y de ahí me fui para atrás, con ansias de descubrir más de ese grupo con el que tenía un crush cañón. Mi colección se fue haciendo más grande y Dookie fue de los primeros que cayeron en mis manos… me lo regaló un tío, el mismo que me introdujo al mundo de MTV y esas cosas de chamacos.

De inmediato se volvió en mi hobbie, escucharlo todas las tardes regresando de la secundaria, sobre todo en las tardes lluviosas porque me levantaba el ánimo. Me sentía identificada con cada canción, era esa época puberta en la que me corté el pelo con cresta, descubrí el delineador y todo el rollo, y sabía que había encontrado mi lugar cada vez que Billie, Mike y Tré hacían lo suyo.

¿Qué pasa cuando juntas canciones de tres acordes de guitarra, con un ritmo punk-rock pegajoso, letras sobre enamoramiento, masturbación y ataques de pánico? Obtienes Dookie, un disco que es muy agradable escuchar de principio a fin comenzando con la tragicomedia de todo adolescente que se  va convirtiendo en adulto, Burnout, y terminando con el himno al odio, F.O.D.

No por nada, el trío californiano alcanzó el segundo lugar en la Billboard 200 de Estados Unidos, un álbum de diamante, 20 millones de copias y el Grammy a Mejor Álbum Alternativo en 1995, ya que fue con el que se atrevieron a dejar la escena underground y firmaron con su primera disquera, Reprise Records.

Viéndolo en retrospectiva, en su momento Green Day causó sensación tratando de resucitar el punk rock, o lo que quedaba de él, con acordes simples y letras banales, pero que se quedaron en la mente y corazón de todo noventero y trascendieron generaciones, posicionándose como uno de los más importantes e imperdibles en su género.

No sé qué sería de mi vida sin Basketcase, sin She, sin When I Come Around –ésta es mi favorita del disco-. Para mí, Dookie representa una época gris, borrosa, de la que destacan aquellas tardes hojeando el librito de canciones a blanco y negro y dibujando sus ilustraciones en todos mis cuadernos.