. Quarter Rock Press - El último concierto de The Beatles
 
 
   
El último concierto de The Beatles FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

El último concierto de The Beatles

ALEJANDRA OROZCO - Periodista

La semana pasada me quedé con ganas de escribir sobre un acontecimiento histórico para la música, y casualmente también de una de mis bandas favoritas: se cumplieron 50 años del último concierto de The Beatles, en aquella azotea londinense, que marcó el fin de una época en el rock. 

Era 30 de enero de 1969 y dicen que hacía más frío que nunca, los dedos de los músicos estaban congelados, y sumándole a eso que la dinámica grupal ya no era muy buena, estuvieron a nada de cancelar el concierto, si no es porque John entró al edificio y dijo: “a la mierda, vamos a hacerlo”. 

Después de descartar un anfiteatro en Roma, las pirámides egipcias y el transatlántico Queen Elizabeth, su gran regreso después de tres años de no tocar juntos en vivo fue en la azotea de Apple, su sello discográfico, yéndose por lo simple que terminó siendo algo histórico. 

El concierto en la azotea me da nostalgia... justo como el cielo detrás de ellos, en esa filmación se ve una banda desanimada, que sabe que están en el final de su propia historia, una gran pérdida para los fans pero algo totalmente necesario para ellos, ya no les era posible estar juntos, y como toda relación amorosa, decidieron verse para tener una despedida y quedar en buenos términos. 

Con los años vamos viendo versiones remasterizadas, y aunque mejora el color y la calidad del video, la esencia sigue siendo la misma: es el adiós de una de las bandas más grandes de todos los tiempos, musicalizado al ritmo de ‘Don’t let me down’.

Qué envidia a quienes pudieron estar ahí, o en un edificio al frente o a lado, o escucharlos desde la calle, que poco a poco se hizo intransitable. ¡Eran los Beatles! El cuarteto de Liverpool estaba ahí, en una azotea como cualquier persona, despidiéndose de su audiencia y de ellos mismos con un: “les quiero dar las gracias en nombre de la banda y espero que hayamos pasado la audición”. 

Sin duda la pasaron, y con creces. Nos dejaron con algunos de los temas más importantes de todos los tiempos, y nos marcaron a todos. En lo personal, marcaron mi muñeca izquierda, pues mi primer tatuaje (Jai guru deva om) sigue ahí, al igual que todos los temas que escucho cuando quiero imaginar que todavía existe esa banda donde todos usaban el mismo traje y el mismo corte de pelo.