. Quarter Rock Press - Música, de lo análogo a lo digital
 
 
   
Música, de lo análogo a lo digital FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Música, de lo análogo a lo digital

ALEJANDRA OROZCO

¿Cuántos de ustedes todavía tienen sus colecciones de discos completas? ¿O incluso, cintas grabadas en cassettes? Ya ni hablemos de los discos de vinil, que ahora se cotizan como reliquias, y que antes eran el último grito de la moda.

La música ha ido evolucionando si hablamos de su forma física, me hubiera gustado vivir en la época en la que un tocadiscos y un disco de vinil te podían hacer la tarde, todavía alcancé a vivir la emoción de cambiar tu cassette del lado A al lado B para seguir escuchando la música, y mis primeras grabaciones de voz fueron en este formato.

Si nada de esto te suena, es porque eres demasiado joven, y yo me siento demasiado vieja. Como buena millennial noventera, me tocó crecer en la época en la que MTV pasaba música, y mi tesoro más preciado es mi colección de discos de Green Day, desde 1,039 Smoothed Out Slappy Hours hasta Revolution Radio, aunque claramente la emoción de cuando compré los primeros no se compara con el último, digamos que ya solo los compré por completar la colección, el último lo escuché solo una vez en físico, lo he oído más veces en digital.

Gracias a Dios, ahora basta con tener un teléfono de calidad aceptable para oír las listas que quieras con solo un clic, ya no es necesario cargar la grabadora con el mejor sistema de sonido o que el compartimento para cassettes corra bien, neta, las nuevas generaciones se están ahorrando muchas molestias.

Pero, ¿realmente era tan molesto? Recuerdo que mis mejores tardes "emo", las pasé encerrada en mi cuarto, con mi grabadora Sony a un lado -que aún sigue viva- cambiando entre mis discos,  aparte de Green Day tenía Disintegration de The Cure, Greatest Hits de Blink 182, Still Not Getting Any de Simple Plan, y posteriormente, discos quemados con música bajada de Ares.

Conseguir música antes era toda una odisea,,, hoy en día, basta con buscar tu plataforma favorita e incluso las bandas le han apostado a subir sus sencillos de manera gratuita, la industria ha cambiado y la forma de escuchar música también, pero ¿quién no siente nostalgia por escuchar incluso los temas rayados, en forma física?