. Quarter Rock Press - ¿Las estrellas nacen o se hacen?
 
 
   
¿Las estrellas nacen o se hacen? FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

¿Las estrellas nacen o se hacen?

JOSS WALESKA - Conductora de Telehit y Grita Radio

(Twitter: @josswaleska)

 

 

 

Siempre existió en mí la pregunta: "¿Será que estamos destinados a algo o en qué momento la diferencia entre pegar o no, se hace inmensa?" Veo día a día grupos y cantantes que realmente puedo decir que son espectaculares; sin embargo, muchos de ellos no logran siquiera llegar a darse a conocer, aunque ahora con el internet es posible.

El peligro es que en ocasiones le puede ocurrir a quien no tiene ni la más mínima idea de lo que es talento, y aún así puede ser tan famoso como un gran actor, cantante, compositor, etc.

Pero mi pregunta sigue ahí y resuenan en mi cabeza miles de historias de grupos o cantantes que tras alcanzar el éxito se han ido, como una chica que participó en 'La Voz', pero hay otros que en medio de una gran crisis lograron lo inimaginable.

Para muestra de esto último está la tan sonada historia de Sylvester Stallone, quien hace poco agradeció a su gran amigo 'Rocky', quien lo hizo padecer hasta tener coqueteos con la muerte por la ruda y larga lucha de conseguir lo que quería hasta que por fin lo logró y de qué manera siendo de las películas mas exitosas de la historia.

¿Qué cosas son las que llevan a ser uno de los grandes? Si alguien tiene la respuesta la espero con ansias... será el tiempo no lo creo a quienes en tan poco tiempo logran cosas impresionantes o hay quienes a pesar del gran talento nunca terminan de ser las estrellas que el mundo espera.

Y para cerrar, ¿qué tal aquellas anécdotas donde tras alcanzar el éxito como banda muere el vocalista dejando tan posicionada a ésta? Como las que duran años como AC/DC que creo q fue el empuje que necesitaba y sus casi 40 años de carrera avalan será un sacrificio por el triunfo y como esta hay mil historias más de la onda New Order con Joy Divisio.

Lo que sí es que agradecemos esas joyas que dejan un recoveco de talento mínimo en nuestros playlist de vida.