. Quarter Rock Press - Syd Barrett y su destello
 
 
   

Syd Barrett y su destello

MACARENA CELIS - Radiocontroladora Sonar FM

(Twitter: @macarenacelis)

 

Soy una gran fanática de Pink Floyd y como la mayoría empecé por los discos históricos, The Wall y The Dark Side Of The Moon, pero creo que cuando llegué al comienzo, al primer disco: The Piper At The Gates of Dawn (1967) conocí la verdadera esencia de mi banda favorita y junto a ella al incomprendido Syd Barrett.

La primera escucha fue increíble, todas las canciones eran obras un tanto difícil de digerir y a la vez enigmáticas, encontré la psicodelia, la locura y el delirio de un hombre que se hundió en su universo paralelo, un mundo distorsionado que palpó en uno de los discos mas reveladores para su época. Me atrevería a decir que Barrett es el gran cabecilla de esta maravilla que lo engloba todo, coqueteando entre pasajes oscuros y angustiantes hasta caminos coloridos y juguetones con un nomo que juega con Emily andando en bicicleta dentro de un cuadro de Dalí, creo que esa es la descripción más cercana de mi imaginación cuando escucho el disco.

Syd Barret, un loco que se enfrento a la realidad en medio de una demencia que se volvía cada vez más demandante, agudizada por las drogas, aunque creo que el 70% era por su cabeza. Siempre que lo pienso no puedo dejar de admirar la inteligencia de este personaje, se atrevió a experimentar con sonidos, atmósferas y líricas poco comerciales y salidos de esquemas, supongo que fue la manera de desahogar su inquietud por el mundo que sin saberlo era un mundo creado en su cerebro. Agradezco por ese regalo...

La única forma de imaginar lo impensado es rozar las estrellas, pero hacer esto sin hipnotizarse con su destello es casi imposible. Syd se quedó allá arriba y no volvió más, de hecho se convirtió en algo igual de brillante y eterno, un diamante.

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio