. Quarter Rock Press - George Harrison, el más fabuloso de los 'Fab Four'
 
 
   
George Harrison, el más fabuloso de los 'Fab Four' FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

George Harrison, el más fabuloso de los 'Fab Four'

IVÁN NIEBLAS 'EL PATAS' - Periodista y locutor de Reactor 105.7 FM y Convoy

(Twitter: @ivannieblas)

 

Cuando se habla de The Beatles es inevitable no referirse a ellos como la Banda Mas Grande Del Mundo. El peso de esa descripción a lo largo del tiempo ha rebasado a las propias personas cuya unión le dio vida a una de las grandes historias del Siglo XX. La mística de esa ente omnipresente en el mundo de la música nació de las inquietudes artísticas de cuatro seres humanos comunes y corrientes. Desde su aparición en nuestras vidas, poco a poco el imaginario colectivo fue definiendo las personalidades del cuarteto.

Durante los primeros años de la Beatlemanía, John Lennon era el sagaz e irónico líder, Paul McCartney el galán y prodigioso compositor, Ringo Starr el simpático amigo bonachón y George Harrison el 'callado' y joven guitarrista. Hay mucho de verdad en ello, pero particularmente en el caso de George la descripción nunca le hizo justicia a su verdadera personalidad. Basta recorrer las entrevistas, películas y álbumes de la época para darse cuenta que era tan mordaz como John, tan buen compositor como Paul y tan simpático como Ringo.

Sin embargo Harrison era un muchacho tímido que no le gustaba mucho meterse en líos, procuraba huir de los reflectores que tanto ansiaban John y Paul. Este tipo introspectivo que de repente se vio convertido en superestrella, tuvo muchas dificultades lidiando con la fama. De los cuatro, fue quien más la resintió al paso de los años.

En el primer tema que Lennon y McCartney medio le 'aprobaron', titulado 'Don’t Bother Me', hay evidencia que Harrison siempre tuvo claro que debía ser él mismo. Contrario a los temas del dueto de compositores, complacientes y casi implorando a las fans para que compraran sus discos, el primer tema 'oficial' de George es una canción de desprecio hacia la locura de la Beatlemanía, disfrazada de rechazo amoroso. En realidad fue compuesta cuando estuvo muy enfermo de la garganta y no quería ver ni saber de nadie, mucho menos de las fans o de la prensa.

Desde luego, esta imagen casi misantrópica quedaba oculta y sepultada por el poder mágico/buena onda de The Beatles, pero sus compañeros y allegados, en ocasiones afirmaban que George “había nacido amargado”. No era para menos. Imaginen estar encarcelado durante años entre el malhumor de Lennon, quien lo veía como un 'niño entrometido' que sabía afinar guitarras, y McCartney, quien además de eso, siempre cuestionaba sus capacidades musicales. Solamente Ringo era su aliado en la banda, pero al igual que él, estaban limitados a ser espectadores y carecían de autoridad alguna para decidir sobre el destino de la banda.

Y en este punto se deben destacar las aportaciones de Harrison a la carrera del 'Cuarteto de Liverpool', sin las cuales el seguramente habrían tenido un destino muy diferente. La función de Harrison en la banda era fundamentalmente la del guitarrista líder. Aquel que se dedica a tocar los solos, crear melodías circulando alrededor de la guitarra rítmica y hacer arreglos a las mismas. Hoy en día es imposible pensar en temas como 'Please Please Me', 'From Me To You', 'A Hard Day´s Night', 'Eight Days A Week' y muchísimas otras sin las líneas melódicas aportadas por George Harrison que hoy en día tarareamos de manera automática.

John y Paul estaban tan ensimismados y ocupados 'construyendo el Imperio' que George y Ringo quedaron relegados a una especie de 'segunda división'. Ringo la aceptaba sin problema, pero George nunca pudo tolerarlo (de la misma forma que Paul jamás se resignó a ser sólo el bajista tras haber cedido su puesto inicial como guitarrista).

Pese a la versión 'oficial', Harrison se fue desarrollando rápidamente como compositor, él solo, sin ayuda de ninguno de sus compañeros. Desgraciadamente sus esfuerzos siempre se veían eclipsados por la marea infinita de canciones compuestas por John y Paul, quienes casi lo sometían a examen, verificando que sus canciones tuvieran la mínima calidad para incluirlas en sus álbumes (si es que había espacio). Aunque al final de su carrera pretendieron halagarlo por canciones como 'Here Comes the Sun' y 'Something', Harrison lo tomó como una ofensa, puesto que siempre tuvo canciones de la misma calidad, sólo que jamás le brindaron un espacio para plasmarlas.

Fue Harrison quién inició el cambio en la historia de The Beatles gracias a su interés por explorar nuevos sonidos y su acercamiento a la música hindú, cuya filosofía y cultura, lo marcaron profundamente hasta el último día de su vida. Esto se vio reflejado primeramente con el uso de una guitarra Rickenbacker de 12 cuerdas, que de cierto modo le daba tonos psicodélicos semejantes a los instrumentos hindús, mucho antes de que el término fuera usado siquiera. Posteriormente el sitar sería su conexión directa con la India, vía su maestro, Ravi Shankar, quien de alguna manera le abrió las puertas de la percepción. Gracias a ello integró el sonido del exótico instrumento en temas como 'Norwegian Wood', 'Tomorrow Never Knows' y en sus propios temas como 'Love You To' y 'Within You, Without You', inaugurando así una tendencia imitada por The Rolling Stones, The Byrds, Traffic, The Lemon Pipers y The Animals, entre muchos otros.

George Harrison, como guitarrista, jamás alcanzó los niveles de Jimi Hendrix, Eric Clapton o Jeff Beck. Simplemente no era su función ser un virtuoso. No obstante, era un gran guitarrista, con un oído musical que sabía seleccionar las notas precisas para dar un efecto al tema. Era el mejor guitarrista entre The Beatles, al menos, siendo esto la principal razón por la cual estaba dentro de la banda. Antes que John y Paul, Harrison se atrevió a ser crítico, tanto con sus fans y las relaciones amorosas como en temas sociales, plasmando su molestia frente a los impuestos en 'Taxman' o su ácida crítica a la burguesía en 'Piggies'.

Durante sus años como solista, Harrison declaró que tuvo una especie de “diarrea creativa luego de ocho años de constipación”. Liberado del yugo de Lennon y McCartney, por fin pudo dar rienda suelta a sus ímpetus musicales, debutando con 'All Things Must Pass', un inesperado álbum triple (que realmente vendría a ser su tercer álbum solista, pero es el primero fuera de The Beatles) mismo que le atrajo un sorprendente éxito mundial, antes que a sus ex-compañeros.

Con John inmerso en las ideas pacifistas/combativas de su esposa Yoko y Paul obsesionado con mantener el éxito de la bandas en su carrera solista, la obra de Harrison resulta ser la más interesante de los discos solistas del cuarteto, aunque muchas veces peca de autocomplaciente. Además de ello, fue el primero en congregar a una serie de estrellas para realizar el Concierto para Bangla Desh, el primer concierto de índole caritativa de la historia, del cual tomaron modelo posteriormente los de Live Aid, Live Earth, Live 8, Farm Aid, Hope for Haiti, los conciertos para Kampuchea y tantos otros que han proliferado hasta nuestros días. Harrison le dio al Rock su primera dosis masiva de conciencia social.

¿Quién más habría pasado de ser un macho británico que trataba a su esposa Pattie Boyd casi como esclava y tuvo una aventura con la esposa de Ringo (y de paso con la de Ronnie Wood de los Stones), a convertirse en un amable hippie vegetariano con aspiraciones de jardinero, que “le cedió” la esposa a su mejor amigo, Eric Clapton (pensando en que si la dama se iba a fugar con otro hombre, mejor que fuera con uno que quería mucho)? ¿Qué otro Beatle logró sacar a Bob Dylan y Roy Orbison de sus respectivas cuevas y exilios para formar un super grupo con Tom Petty y Jeff Lynne como Traveling Wilburys? ¿Qué miembro del cuarteto más famoso de Liverpool pudo despertar la fascinación del prestigiado Martin Scorsese para hacer un documental sobre su vida? Ciertamente hasta ahora no hemos visto nada del mismo calibre sobre Paul y mucho menos sobre Ringo. ¿Quién más iba a hipotecar su casa por segunda vez para darle dinero a los comediantes Monty Python para que continuaran produciendo las películas que tanto le gustaban? ¿Quién tomó la iniciativa de reunir a sus ex-compañeros Beatles y homenajear a su amigo John Lennon luego de ser asesinado con el tema 'All Those Years Ago'? Fue George ni más ni menos porque Paul estaba demasiado ocupado consigo mismo y Ringo perdido en las drogas y el alcohol.

Los artistas más interesantes, los outsiders igual que George, como Patti Smith, Wayne Coyne, Jools Holland, Weird Al Yankovic, Spoon, Jenny Lewis, Conan O’Brien, Black Rebel Motorcycle Club, Ian Astbury, Prince y muchos otros han manifestado su gusto y preferencia por el 'Beatle Místico'. Sin dudarlo, Harrison es el más interesante de los cuatro. Lennon ha sido beatificado como un mártir pacifista hasta la nausea año tras año. McCartney se ha auto-coronado como portavoz y único heredero del legado Beatle. Y Ringo se ha limitado a ser el viejito a veces gruñón, a veces bonachón que se la pasa haciendo ademanes hippies a diestra y siniestra, tratando de sobrevivir de lo que Paul no acapara.

Más allá de los mitos y los lugares comunes, la figura de George Harrison es de una relevancia importantísima, no sólo para la historia de The Beatles, sino para la propia historia del Rock & Roll. Sólo que hasta el día de hoy, sus aportaciones siguen estando sumergidas por las 'maravillas' de John, Paul y The Beatles como entidad mítica. Pero el tiempo nos dará la razón y un día se le dará su justo valor a ese dulce señor.

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio