. Quarter Rock Press - El último amor de Freddie Mercury
 
 
   
El último amor de Freddie Mercury FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

El último amor de Freddie Mercury

Fue Jim Hutton, quien acompañó al vocalista de Queen desde 1985 y hasta el día de su muerte

 

REDACCIÓN QRP

 

Hablar de amor y Freddie Mercury es hablar de una larga lista de amantes, no solo hombres, si no también mujeres que pasaron por la cama del líder de Queen.  Sin embargo al menos dos personas conquistaron el corazón del músico, su novia y después amiga Mary Austin y su novio Jim Hutton, un barbero irlandés que conoció en un bar gay y que la primera vez fue rechazado por éste.

Freddie, un hombre dulce y muy amoroso con las personas a las que amaba y a la vez obsesivo con sus parejas a las que solía nombrarlas con un apodo, sin duda un personaje muy particular y sobre todo dedicado a su profesión, a sus ideales y por supuesto, a diversificar su amor tan humano.

El último gran amor de Farrokh Bulsara fue, precisamente, Jim Hutton, con quien después se volvió a ver en 1983 tras el rechazo de Jim, pero esta vez las cosas fueron muy distintas. El encuentro fue mágico, una cerveza y después cayeron envueltos sobre las sabanas para que a partir de ahí comenzará una relación que terminaría con la muerte de uno de uno de los mejor show mans de la historia.

Por supuesto que fue un cambio total en la vida de Jim, puesto que vivir en una mansión y millones de dólares con un artista tan excéntrico como Freddie no se podía contar diario, pero se tomaron las cosas con calma y se mantuvo una relación estable basada en el amor que sostenían ambos a pesar de los constantes altibajos cuando el compositor lo corría de su casa y después le pedía que volviera 

Su noviazgo trascendió durante 7 años hasta que Freddie falleció a causa del sida, que en algún momento se supuso, había sido contagiado por Hutton pero quizás eso nunca se sabrá y más bien sería que Mercury fue el causante de que en 1991 a Jim se le detectará también la misma enfermedad, que hasta antes de la inminente muerte de la estrella tuvo a bien confesárselo.

 

 

Finalmente tras la despedida del cantante, tres años después Jim Hutton decidió escribir un libro y publicarlo en el que relató curiosidades, anécdotas y los últimos momentos de Fredie Mercury en los brazos de su novio, la obra se llamó “Mercury and me”. Algunos quisieron desestimar la publicación alegando que buscaba un beneficio económico sin embargo, en diversas entrevistas el autor se mostró tranquilo al sostener más bien que se trataba de algo en el que él terminó por desahogarse.

Por otro lado, se dice que el fallecido en 2010 por cáncer pulmonar,  no obtuvo lo que se esperaba de parte de Freddy Mercury en su testamento y que todas las historias que se plasmaron en las páginas son falsas, como el hecho de mencionar que Mary Austin despidió a sus trabajadores y al propio Jim.

En un extracto del libro en 1994 dice así: "Una vez le pregunte por qué, de todas las personas del mundo que podía haber tenido me había elegido a mí. Me miro y me dijo: "Luchaste por mí, me ganaste". Las últimas líneas de la canción ‘These Are The Days Of Our Lives’ tienen un sentido​ especial para mí: "Aquellos fueron los días de nuestras vidas, las cosas malas en la vida fueron pocas. Aquellos días se fueron ahora, pero algo sigue siendo cierto cuando miro y descubro que aún te amo". Freddie fue el mayor amor de mi vida; sé que nunca volveré a amar así".

Jim Hutton vivió el amor más grande de su vida al igual que Freddie Mercury, una historia que nunca imaginó contar al lado de alguien tan grande y que a partir de esto nunca volvería a amar así como alguna vez lo dijo. Había pasado ya un buen rato desde que el líder de Queen se había ido y para su última pareja parecía que había sido ayer. 

Hoy ambos ya duermen en un sueño eterno en el que quizás se han reencontrado y continúan escribiendo su historia de amor; mientras tanto de este lado del jardín aún recordamos al frontman que revolucionó la música, el rock, la vida de miles de personas todavía en estos momentos y que con su personalidad nos llegó más allá de los oídos, tocó nuestro corazón.

 

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio