. Quarter Rock Press - Julio Cortázar, el gran escritor y músico
 
 
   
Julio Cortázar, el gran escritor y músico FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Julio Cortázar, el gran escritor y músico

A 102 años de su nacimiento, recordamos al legendario autor, quien siempre mantuvo conexión musical

 

ALEJANDRA OROZCO

(Twitter: @aleewhats)

 

Si te gusta la música, coincidirás conmigo en que todo momento de nuestra vida tiene un soundtrack, esa canción que le ponemos en nuestra cabeza, o que al oírla nos transporta a algún momento específico.

Y si también te gusta la lectura, sabes como yo que también aplica para cada situación imaginaria, a la que le impregnamos nuestro propio sello. ¿Has leído Rayuela? Seguramente, te suena a jazz.

Y esto no es tan aleatorio, pues Cortázar, el gran Julio Cortázar, era melómano y músico frustrado,y se encargaba de transmitirnos sus referencias musicales en cada capítulo, con cada nombre y con cada autor mencionado: incluyó dentro de la misma novela, su soundtrack.

Hoy cumpliría 102 años de vida, y aunque no sea parte de este mundo, nos dejó su legado en los libros y en la música que plasmaba en ellos. Tocaba el piano, clarinete y trompeta desde niño, tenía una importante colección de discos, y Rayuela, quizá su obra más importante, se desarrolla justo en los inicios del free jazz.

 

 

 

La música era su tema favorito de conversación, aún más que el box y la literatura, siempre entremezclándola con cada uno de sus escritos al ritmo del swing o del be-bop.

Sabía más de jazz que de otro género; poco conocía del rockde su tiempo, si acaso le gustaban los Beatles y los Rolling Stones, y no llegó a conocer los CDs que hoy resultan hasta obsoletos para nosotros.

Y aunque para los lectores de Rayuela puede resultar difícil entender las discusiones del Club de la Serpiente por no saber tanto de nombres, estilos y autores del jazz, Cortázar logra su cometido al terminarla: deja una sensación de melancolía y nostalgia, entre la historia y la música de la que habla.

Siempre lo recordaremos por su legado, y también por su pasión a la música. Hoy, el Cronopio cumpliría 102 años, y además de sus novelas musicalizadas, podemos encontrarlo en sus ensayos, en sus gustos y en cualquier sonido de trompeta que nos teletransporte a París.