. Quarter Rock Press - Fiskales Ad-Hok, 30 años de lucha y protesta
 
 
   
Fiskales Ad-Hok, 30 años de lucha y protesta FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Fiskales Ad-Hok, 30 años de lucha y protesta

La legendaria banda de punk chileno y su importancia en el desarrollo de la música latinoamericana

 

FELIPE SÁNCHEZ

(Twitter: @digafeli)

 

De principio a fin, la historia de Fiskales Ad-Hok es una muestra explícita de lo que significa las palabras perseverancia y lucha. A 30 años de su formación, son considerados como el grupo más importante del punk rock chileno. Su legado de consecuencia, protesta y constancia les ha valido un lugar privilegiado dentro de la historia de la música popular chilena.

Tras el paso fugaz de la banda Pinochet Boys, no existía entonces en Santiago un círculo que pudiera identificarse como parte de un movimiento punk, a pesar de existir grupos como Los Jorobados, Los Dadá, Zapatilla Rota o Índice de Desempleo. Los Fiskales Ad-Hok debieron, por eso, fundirse en un principio con las agrupaciones de thrash que hacia mediados de los años ochenta se tomaban cada fin de semana el gimnasio Manuel Plaza de Santiago. La resistencia a Pinochet se destacaba sobre todo en peñas folklóricas y las canciones del llamado Canto Nuevo, sin que nadie, hasta Los Prisioneros, consiguiera despertarla. La primera vez que tocaron como grupo fue en la “1ª Bienal Underground”, instancia organizada a modo de homenaje al fallecido vocalista de Los Dadá, TV Star. Justamente el malogrado y carismático cantante, fue el que les comentó en cierta oportunidad que si tuviera otra banda, la bautizaría como Fiskales Ad-Hok, ironizando con la tenebrosa figura de Fernando Torres Silva, Fiscal Militar de la Dictadura, quien poseía categoría de Fiscal Ad-Hoc. Es decir, era el encargado de investigar y reprimir acontecimientos transgresores al régimen militar, omitiendo las violaciones a los Derechos Humanos.

Sin internet ni televisión por cable, el acceso de Chile a la información musical extranjera era peor que atrasado, y no se le podía exigir a un país que a principios de los años ochenta todavía no se daba por enterado de la explosión de los Sex Pistols ni The Clash en Inglaterra. Pese a ello, la esencia espiritual básica del punk la tenían los Fiskales a plenitud. Era un grupo de músicos amateurs, dispuestos al «hazlo tú mismo» casi como único argumento. Además, su aspecto seguía las pautas de delgadez, negro y raros peinados nuevos como traje oficial del descontento general.

 

 

 

La primera alineación con Álvaro España en las voces y Roli Urzúa en bajo, ambos miembros fundadores hasta el día de hoy, dejó como legado el demo ‘Matarratas’, registro muy precario del cual se desprenden canciones como ‘Estúpidos Policías’ y ‘Anarkía y Rebelión’. Después de diversos cambios de integrantes, llegaron dos elementos claves para la popularidad alcanzada durante los 90: Víbora (Marcelo Larralde) en el puesto definitivo de guitarrista y Micky (Michael Cumplido) en la batería.

Su debut discográfico no se concretó sino hasta 1993, cuando bajo etiqueta Batuta Records, apareció ‘Fiskales Ad-Hok’, un disco difundido sobre todo por las canciones ‘Borracho’ y el cover de Los Prisioneros ‘Pa pa pa’. El año anterior, el cuarteto había logrado el sueño personal de abrir el concierto de Ramones en Chile. La furia contenida en ese primer álbum no dejaba dudas sobre su vocación antisistema. En la canción ‘El cóndor’, España disparaba: «Esto no es una canción, es un insulto radical / cómo quisiéramos mear en un casco militar / también podríamos quemar una bandera de Renovación Nacional / y ver tirado en un basural uno que otro puto general…». En “Libertad vigilada” lo que salía era una advertencia: «No seas policía ni seas capellán / Escucha: no te metas en lo mío». Renovación Nacional era el partido político derechista y adulador de Pinochet en ese momento.

El importante legado discográfico de la banda lo completa el disco en vivo ‘Ahora’ (2000); ‘Calavera’ (2001), último trabajo antes de que decidieran tomarse un receso que se prolongó por un par de años.

Fiskales Ad-Hok es una agrupación que ha sabido mantenerse viva a través de los años y diferentes contingencias sociales, gritando lo que ellos quieren expresar. Demostrando así que la persistencia y las convicciones firmes son elementos primordiales a la hora de optar por el rock.

 

Media