. Quarter Rock Press - Foster The People y lo mejor de su recital en Buenos Aires
 
 
   
Foster The People y lo mejor de su recital en Buenos Aires FOTOS: CORTESÍA T4F

Foster The People y lo mejor de su recital en Buenos Aires

La banda estadounidense llegó al país por tercera vez para dar un show en el Estadio Obras 

AGUSTINA MONTILLO

BUENOS AIRES - Argentina vivió el regreso de Foster The People. Atrás quedó aquel grupo que llegó en 2012 para hacer su debut, dar dos shows en La Trastienda y presentar su primer hit Pumped up Kicks, y que en 2015 volvió en el marco de la segunda edición del Lollapalooza Argentina para tocar todas las canciones de su segundo disco, Supermodel. 

Mark Foster (voz, guitarra y sintetizadores), Mark Pontius (batería), y compañía volvieron al país para presentar su tercer álbum de estudio, pero también revivir sus mejores temas, esas canciones que tocaron en la Trastienda pero que muchos fans se quedaron con ganas de escuchar. Fue un show para los fanáticos que los siguen desde el primer día y los nuevos.

En el setlist desde el Estadio Obras Sanitarias incluyeron siete temas de Torches (su álbum debut), cinco de Supermodel y cinco de Sacred Hearts Club (el disco más reciente). A las 21 hs en punto apareció la banda en escena, Mark Foster con una camisa, campera de cuero, pantalón con una cadena colgando del lado derecho y el pelo engominado y peinado para atrás, y unos zapatitos que le permitieron hacer todos los pasitos de baile tan característicos de él.

El público se prendió con el tercer tema, Call it what you want, del primer disco. Ahí empezó el pogo y en el estribillo, la primera fila de fans que estaban contra la valla, tiraba papelitos de colores y brillos para arriba. Helena Beat, otra canción del disco debut, hizo bailar a todos los presentes. Los sintetizadores son fieles amigos de la banda y se volvieron protagonistas en casi todos los temas. Mark como frontman sigue transmitiendo la misma energía que siempre, baila, canta y se mueve de punta a punta del escenario.

Con Pseudologia Fantastica todo el micro-estadio se volvió un arcoiris, luces multicolores alumbraron a los músicos y nos propusieron un viaje psicodélico. La voz de Mark en vivo suena igual que a los discos y eso es otra cosa para destacar. El trabajo de Isom Innis con la percusión es de otro planeta, en una misma canción puede tocar el teclado, sintetizador, pandereta o batería, siempre se lo ve rotando de instrumentos para acompañar al resto del grupo.

La sorpresa del setlist vino de la mano de un icónico tema de los Ramones, Hey ho, let’s go. FTP se puso rockero e hizo saltar y gritar hasta el último de la platea o del campo. Nadie se quedó sin agitar el brazo al ritmo de este cover.

El cierre fue con un clásico, Pumped Up Kicks, y el single más popular y difundido en las radios de Sacred Hearts Club, Sit Next to Me. Las luces rojas, la estética del tercer disco y de este tour, estuvieron presentes desde el inicio hasta el final. Fue una fiesta donde nadie se quedó sentado. 

Los sintetizadores y los bailes de Mark Foster contagiosos y llenos de energía, entre juegos de luces de colores, demostraron que la banda ya está más que conformada, tiene un estilo propio y es muy pegadizo. 

“Vamos a volver mañana, tres años es mucho”, dijo Mark casi al final, y no decepcionó porque a las dos horas de terminado el show, en las redes sociales de la banda publicaron que él e Isom iban a estar a las 2 a.m en The Roxy, un boliche de Palermo, haciendo un dj set gratis. Un regalo super exclusivo para los fans argentinos y un acontecimiento casi único. 

Te invitamos a seguirnos en TwitterFacebook Instagram con lo mejor del Rock.

#QRPTV

Corona

#CartónQRP