. Quarter Rock Press - Deep Purple e In Flames dieron gran noche en Ciudad de México
 
 
   
Deep Purple e In Flames dieron gran noche en Ciudad de México FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Deep Purple e In Flames dieron gran noche en Ciudad de México

Ambas bandas se presentaron con un destacado concierto en el venue de la capital azteca

VALERIA VERDEJO / GUILLERMO URDAPILLETA / JORGE ARVIZU

CIUDAD DE MÉXICO - ¿Cómo resumir 50 años de historia en 90 minutos? Desde su formación en 1968, Deep Purple le ha brindado a la historia de la música momentos inolvidables, álbumes y canciones emblemáticas fundidas en una combinación de hard rock, psicodelia, metal y progresivo, siempre con una entrañable calidad que les ha retribuido con una gran cantidad de fanáticos alrededor del mundo, muchos de ellos originarios de la capital de México, quienes se dieron cita en la Arena Ciudad de México para presenciar un concierto de la legendaria banda británica.

Esta fue la quinta parada en México durante la presente gira The Long Goodbye, después de haberse presentado exitosamente en Monterrey, San Luis Potosí, León y Guadalajara, por lo que las expectativas eran altas y, como era de esperarse, Deep Purple no defraudaron a sus seguidores. Pero antes, la banda sueca de death metal melódico, In Flames, se presentaron para ofrecer un jugoso set de una hora.

Fue así que en punto de las 9 de la noche, la Ciudad de México recibió de nueva cuenta a la banda liderada por Anders Fridén para iniciar la noche con ‘Colony’, uno de los temas favoritos de los fans, quienes de inmediato prendieron el venue. Siguieron algunos de sus temas más icónicos como ‘Pinball Map’, que se desprende de su disco ‘Clayman’, ‘Cloud Connected’ y ‘Only For The Weak’, llevando a los asistentes a corear sin parar, junto a la banda originaria de Gotemburgo.

La energía de Anders, Bryce, Björn y Niclas se contagió a una Arena que coreo ‘Here Until Forever’, de su más reciente álbum ‘Battles’, sencillo que dio paso a ‘Alias’ y ‘Paralyzed’, unas de las favoritas de los fans. ‘Take This Life’, uno de los temas favoritos del disco ‘Come Clarity’, llegó para agitar las cabezas de los asistentes que disfrutaban de un enérgico show.

Finalmente se escuchó ‘Deliver Us’, tema que llevó al gran final del regreso de In Flames a la Ciudad de México, quienes cerraron con ‘The End’, de su último disco, tema con el que Anders y compañía agradecieron a los seguidores que se dieron cita en la Arena Ciudad de México para vivir una verdadera noche repleta de metal.

Después de este increíble inicio, llegaron los británicos de Deep Purple, quienes eligieron a México para cerrar su gira The Long Goodbye, con la que terminan 50 años de una exitosa carrera siendo unos de los pioneros del rock. Entonces a las 22:30h las luces se apagaron y la Arena cimbró con gritos al unísono, víspera de una noche que sería muy especial. El maestro de ceremonias apareció y sin mayor preámbulo nos presentó uno por uno a los miembros de la banda, hasta que al final dijo “denle una muy calurosa bienvenida a Deep Purple”, y por supuesto la algarabía del público no se hizo esperar.

La canción elegida para abrir su setlist fue ‘Highway Star’, con la que dieron inicio a la celebración de décadas de un legado excepcional, seguidos de éxitos como ‘Demon’s Eye’, ‘Lazy’ y ‘The Surprising’.

Esta noche fue realmente especial para los músicos, ya que la Arena Ciudad de México fue el venue ideal para finalizar su gira, de la cual, los mismos miembros han compartido que dudan terminar en este momento, esperando alargarla por más tiempo. Momentos especiales llegaron con ‘Birds of Pray’ y ‘Perfect Strangers’, transportando a los asistentes al rock clásico, influencia de las grandes bandas de la actualidad.

La cara más nueva y quizás desconocida de Deep Purple apareció con un rally de 3 canciones tomadas de ‘Infinite’, el vigésimo álbum de estudio que salió apenas el año pasado (2017), con una calidad más que probada. El clímax de la noche se acercaba y comenzó todo con un majestuoso solo de teclados de Don Airey en el que durante 5 minutos tocó un sinfín de géneros cuya cereza del pastel fue cuando tocó primero un pedazo de ‘Bésame mucho’ y después el Himno Nacional Mexicano, la piel se erizó y la Arena Ciudad de México se convirtió en un cúmulo de emociones.

Los 50 años de historia estaban siendo maravillosamente representados por el setlist elegido, la reacción del público hablaba por sí sola, pero también era muy simbólico ver los rostros contentos de Ian Paice y Roger Glover cuando las cámaras los enfocaban. Se notaba una gran comunión entre la banda y la audiencia. ‘Space Truckin’ comenzó a sonar después y el recinto vibraba a lo grande, principalmente cuando se cantaba el coro de esta también icónica pieza.

Una pequeña pausa se dio, la banda se despidió pero casi de inmediato volvieron para el clásico encore. Se escuchó ‘Peter Gunn’, tema que compusiera el legendario Henry Mancini en 1959, y después de un par de minutos esta pieza se fusionó con ‘Hush’, una dosis de rock y psicodelia que nos hizo cantar e incluso bailar. Por donde se viera el público estaba feliz, era evidente. Finalmente la velada finalizó con ‘Black Night’, otro de los temas más emblemáticos y esperados de la noche. El público seguía extasiado y ameno, se pudo notar cuando Morse nos invitó a interactuar con su guitarra y seguir los tonos que compartía, creando un lazo muy fuerte en la Arena Ciudad de México que terminaría con una ola tremenda de aplausos y agradecimientos mutuos.

Ian Gillan llevó los últimos momentos del show a lo más alto con los temas más exitosos de su carrera con ‘Smoke On The Water’, que se desprende de su disco ‘Machine Head’, recordando que se trata de uno de los grandes himnos del Rock.

Los últimos momentos de la presentación llegaron con los éxitos ‘Hush’ y ‘Black Night’, que hicieron corear a los asistentes, que agradecidos, ovacionaron a una de las bandas más legendarias de la música, Deep Purple.

Te invitamos a seguirnos en TwitterFacebook Instagram con lo mejor del Rock.