. Quarter Rock Press - Chester Bennington, la voz que cantaba como ángel y gritaba como demonio
 
 
   

Chester Bennington, la voz que cantaba como ángel y gritaba como demonio

KARINA COSS - Colaboradora y columnista

(@_karriina)

 

 

“Cuando llegue mi hora, olvida todo lo malo que haya hecho, ayúdame a dejar razones para ser extrañado. No me guardes resentimientos y, cuando te sientas vacío, mantenme en tu memoria y deja a un lado todo lo demás”.

‘Leave out all the rest” fue el quinto sencillo de Minutes to Midnight, el tercer álbum de estudio Linkin Park, editado hace 10 años.

La letra es una especie de confesión, una plegaria para ser recordado, sin juicios ni condenas.

Chester Bennington quedará en la memoria de muchos de sus admiradores por ser la voz de una generación que aprendió a dirigir su rabia, una generación que se dividió entre quienes abandonaron a la banda y quienes les siguieron, devotos, por los variados caminos musicales que pautaron a través de su historia.

Con ‘One More Light’, su última producción discográfica, Linkin Park se encontraba trabajando en una gira de promoción.

Bennington había explotado en declaraciones contra quienes criticaban los trabajos recientes de la agrupación:

“¿Por qué seguimos hablando de Hybrid Theory?. Es un gran disco, lo amamos. Pero es hora de que superen esa mierda”, dijo.

El vocalista de Linkin Park era explosivo, arriba y abajo del escenario. Alguna vez se mostró molesto con quienes insistían en encasillar a Linkin Park en el género Nü Metal, al cual, decía aborrecer.

Pero Chester era conocido también por su sensibilidad.

A los 11 años, afrontó el divorcio de sus padres, acontecimiento que marcó su existencia, también declaró que había sido víctima de abuso sexual. Se casó dos veces y tenía seis hijos.

“La vida no se detiene porque hayas tenido un mal día o un mal año”, declaró cuando aceptó que sufría de ansiedad y adicción a las drogas y el alcohol tras su primer divorcio.

Estuvo en tratamiento y su segunda esposa, Talinda, le ayudó. Se sentía amado por ella y sus hijos, pero, como confesara en el 2009 en una entrevista con la revista Revolver, cuando la palabra “derrota” rondaba su cabeza, ésta le hacía caerse a pedazos.

“No me gusta mi mente ahora mismo, acumulando problemas innecesarios, quisiera desacelerar las cosas y dejarlo ir, pero encuentro cierta comodidad en el pánico”, dice una de las letras de sus más recientes sencillos, “Heavy”.

La música de Linkin Park parece desconocerse si se escucha una canción reciente y una de hace más de 10 años, pero las letras parecen ir de lo mismo y la vehemencia con la que Chester, apasionado, las interpretaba, siempre estuvo ahí.

Ironías.

Chester Bennington, quien fuera hallado muerto en una residencia privada cerca de Los Ángeles, parece haber elegido el día de su muerte.

Tras horas de rumores en las redes sociales, su compañero, Mike Shinoda comunicó a través de su cuenta de Twitter que estaba devastado y con el corazón roto. La noticia era oficial, Chester se había quitado la vida.

Se sentía como una torcida coincidencia el hecho de que Bennington hubiera tomado esta decisión el mismo día en que Chris Cornell, quien también se ahorcó, cumpliría 53 años.

Bennington, incluso, cantó el ‘Hallelujah’ el día de su funeral.

"Me has inspirado en muchas maneras que ni siquiera podrías imaginar. Tu voz era alegría y dolor, rabia y perdón, amor y desazón, todo unido en un solo cantante. Supongo que eso es lo que somos y tú me ayudaste a entender eso", le escribió entonces Chester a su amigo.

Hoy, las palabras de agradecimiento por ser una inspiración llevan su nombre. Hoy son muchos quienes se despiden de él sin despedirse, porque hay personas que marcan épocas, que marcan historias personales, personas que vienen al mundo a construir un legado, personas que se convierten en la voz, en los gritos de quienes en la música, encuentran el camino. 

¡Hasta siempre!

 

 

 

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio