. Quarter Rock Press - Las seis joyas de Arctic Monkeys
 
 
   
Las seis joyas de Arctic Monkeys FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Las seis joyas de Arctic Monkeys

DANIELA BENASSINI

Seis largos años tuvieron que pasar para que Arctic Monkeys regresara al país; después de ser una de las cabezas del Corona Capital del 2013, por fin después de mucho tiempo regresan en solitario a Ciudad de México para honrarnos con su grande y británica presencia para uno de los mejores conciertos de este año. Y es que, no solo vamos a poder tener dos horas a los Arctic en un Foro Sol abarrotado, también Miles Kane, amigo y compañero de Alex Turner en The Last Shadow Puppets será el telonero junto a The Hives, bandota que ni siquiera tengo que presentar; esa noche se convertirá en un mini festival hecho a la medida.

Fue a mediados de los años 2000’s, en el mero auge de bandas de rock alternativo como Franz Ferdinand, Block Party o incluso Kaiser Chiefs, cuando el cuarteto originario de Sheffield, Reino Unido, se impuso ante todas como la favorita de la generación; su primer disco ‘Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not’ creció como espuma ganando el premio como Mejor Álbum Británico en el 2007. Desde ahí, hemos visto la transformación musical de este cuarteto inglés a lo largo de seis discos en total:

 

Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not - 2006

El primer álbum ha sido el debut con ventas más rápidas en la historia de la música británica; el primer sencillo de la banda- y también la primera que yo escuché de ellos- fue ‘I Bet You Look Good On The Dancefloor’, canción que los elevó al éxito, junto con su segundo exitoso tema ‘When The Sun Goes Down’. En este disco los Arctic comenzaron a hacerse fama por basarse en el género ‘post punk revival’, el cual prevalece como parte de su esencia. Los guitarrazos y la impresionante batería de Matt Helders fueron los pilares para llevarlos al éxito mundial.

 

Favourite Worst Nightmare- 2007

Siendo uno de los discos más queridos por los fans de Arctic Monkeys desde sus inicios con 12 perfectas canciones, los hizo acreedor al premio de Mejor Álbum Británico por segundo año consecutivo, así como un sinfín de premios, incluidas las 12 canciones en el Top 200 del UK Singles Chart de ese año. ‘Brianstorm’, su primer single es de las canciones más esperadas en cada concierto al que van, incluidas también ‘Fluorescent Adolescent’ y ‘505’, la cual en varias giras se ha convertido en parte del encore debido a su potencia que logra erizarle la piel a más de uno.  

 

Humbug- 2009

Me costó varios años tomarle cariño a este disco; cuando lo analizo creo que es por la desastrosa presentación que tuvieron los Arctic en su gira por el país presentando este disco en la Explanada del Estadio Azteca (quien estuvo ahí estará de acuerdo conmigo) sin embargo, ahora puedo decir que es uno de mis discos favoritos; teniendo como productor a nada más y nada menos que a Josh Homme, ‘Humbug’ es un sinfín de emociones para quienes disfrutan del rock clásico característico de AM.

 

Suck It And See- 2011

En lo personal, un disco con grandes temas, pero no llega a niveles de sus antecesores con una canción emblemática y memorable, sin embargo, aunque no entra al principio de lleno al corazón, logra sentir la madurez del grupo conforme pasan los años con ‘Library Pictures’ , ‘She’s Thunderstorms’ y la potente voz de Alex Turner en ‘Don’t Sit Down Cause I’ve Moved Your Chair’.

 

AM- 2013

El quinto y elogiado álbum de la banda se colocó rápidamente entre los favoritos dentro de la audiencia que “apenas estaba conociendo” a Arctic Monkeys con  ‘R U Mine?’ o ‘Do I Wanna Know?’ También rompieron récord convirtiéndose en la primer banda indie en obtener el primer lugar en Reino Unido con sus cinco álbumes. Un disco lleno de canciones que podrían vivir como singles elevó todavía más allá a los Arctic con audiencias más jóvenes con un gusto más comercial.

 

Tranquility Base Hotel & Casino- 2018 

Después de cinco años con la ausencia  musical de los AM, llegó a nosotros el sexto álbum del grupo el cual generó gran controversia por el cambio de estilo comparado con los discos anteriores; teniendo como principal instrumento al piano sustituyendo a la batería fue un movimiento arriesgado, sin embargo, aplaudible, ya que pocas bandas que han acertado tanto con su estilo y que han transformado la forma de ver el género pueden darse el lujo de darse ese giro, tanto musical, como propio y aún así seguir siendo una leyenda.