. Quarter Rock Press - Sometime In New York City
 
 
   

Sometime In New York City

AGUSTINA SUÁREZ - Periodista

(Twitter: @agusttinasuarez)

 

Siempre soñé que mi primera gran travesía consistiría en recorrer parte de Italia, mientras me dejaba llevar por la historia. De más pequeña, idealizaba con irme a Macchu Picchu y aprender más sobre las culturas precolombinas. Pero eso no pasó. Nueva York era de esos lugares que nunca tuve como prioridad, no me llamaba la atención irme a otra ciudad tan grande habiendo nacido en Buenos Aires. Sin embargo, mi hermana quería pasar año nuevo en Times Square mientras que yo pretendía ir en enero a Memphis, a 2000 kilómetros de distancia, para el cumpleaños de Elvis Presley -que también es el mío-. Y fue así que, por cruzar sueños y perseguir bonitas locuras, Manhattan terminó siendo el primer destino de la aventura. Luego de confirmar que el viaje se haría, esos pensamientos que tenía se diluyeron y comenzó a flotar la emoción de conocer esa metrópoli. En esos momentos, me di cuenta que hay muchos espacios relacionados con la música y con íconos de ella. 

Al llegar, las luces, los edificios y los contrastes te enamoran por completo. A los días de haber arribado, realizamos un tour sobre arte callejero que fue espléndido. En el recorrido pasé por el mítico CBGB, que si bien ya no funciona desde hace años y ahora solo venden ropa, todavía hay objetos de su época más gloriosa y se puede respirar el rock and roll desde las vidrieras. Allí tocaron grandes artistas: Sex Pistols, The Clash, Joan Jett, The Ramones, etc. Lamentablemente, no pude entrar por falta de tiempo pero es una parada obligatoria para aquellos amantes del punk. Y hablando del cuartero estadounidense, cerca de este club se encuentra uno de los murales más magníficos que vi, en homenaje a Joey Ramone.

 

 

Más tarde me topé con un bar llamado Café Wha? que está ubicado en Greenwich Village. Este sitio ayudó a formar a grandes hitos musicales como Bruce Springsteen, Bob Dylan y hasta Jimmy Hendrix, entre otros. Luego de cambios en su nombre, en los 80' regresó al original y, en la actualidad, se brindan shows de miércoles a domingos.

Además, en el Museo de Arte Moderno (MoMA) hay varias piezas relacionadas con la música: el cuadro de Elvis Presley de Andy Warhol, litografías de los Beatles, el 'Álbum Blanco' y un sector dedicado a la música de los 60' con 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band', 'Their Satanic Majesties Request' de los Rolling Stones, artículos sobre Dylan y más. Inclusive en Madame Tussauds hay muñecos de cera de ídolos tales como Johnny Cash, Prince, Michael Jackson, Ozzy Osbourne -de todos modos, los van cambiando constantemente- y sirve para distenderse un buen rato.

Posteriormente, realizamos un tour en el Madison Square Garden. Para una persona aficionada al deporte es una experiencia descomunal. Ahora, si amas con locura al deporte y a la música, como yo, ese lugar es el paraíso. En los pasillos hay fotos de los hechos que ocurrieron allí y tienen una ¡por cada día del año! Así fue cómo me enteré, por ejemplo, que el Rey dio su primer show en el MSG el 9 de junio de 1972 o que David Bowie presentó 'Glass Spider' el 2 de septiembre de 1987.

 

 

A pesar de que ya conté varias cosas sobre Nueva York, quise dejar para el final los rincones que más me impactaron y emocionaron de esta ciudad: el Dakota y Strawberry Fields. Primero me dirigí hacia el homenaje a John Lennon en Central Park y, mientras comencé a observar los azulejos en el piso, un hombre estaba tocando la canción que le dio nombre a ese sitio. Me agarraron escalofríos y créanme que nada tuvo que ver el frío. Y, de repente, me encontré con un hermoso círculo en donde se lee "Imagine". Se me hizo un nudo en la garganta y sentí impotencia, realmente no quería estar ahí, no porque no me haya gustado sino porque la muerte del cantante me parece una de las más injustas. Lloviznaba y sentí que hasta el cielo estaba triste.

 

 

Luego crucé la calle y fui hacia el edificio donde Mark Chapman cometió el asesinato. La fachada se mantiene igual que en los años 80', lo cual hace que la imagen sea aún más fuerte. Comencé a temblar y las ganas de llorar brotaron en mí. Y aunque quiera describir lo que experimenté en ese momento creo que nunca podré hacerlo por completo. Estaba parada en la calle donde mataron a una de mis mayores influencias musicales; estaba parada sobre historia. Sin duda, esos lugares me generaron sensaciones encontradas y, sin embargo, volvería mil veces más porque, como dijo Gabriel García Márquez: “Viajar es regresar”.

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio