. Quarter Rock Press - Love will tear us apart
 
 
   

Love will tear us apart

MARIANELA VANNUCCI - Fashion producer y columnista

(Twitter: soyemeve)

 

¿Por qué todas las historias de amor tienen que tener días felices? ¿Por qué todas las cartas de amor tienen que ser sobre un mundo irreal y maravilloso? ¿Por qué no coincidir es no ser el uno para el otro? ¿Por que hay que ser musa y no compañera? ¿Por qué la vida tiene que ser color de rosa si llegaste a la cima? En el amor siempre hay algo que une a dos personas y las motiva a seguir. Algún interés musical, geográfico, político. Entre estos romances había algo oscuro. Pero esa oscuridad los unió.

Kurt era un chico que vivió abajo de un puente por su rebeldía. A Kurt también le gustaba pasar desapercibido. Pero un día, cuando ya triunfaba con 'Smells Like Teen Spirit', se cruzó con una fanática de la banda L-7. Ya todos seguramente pasamos por la adicción de la nueva serie '13 Reasons Why', ¿no? Bueno, kurt también era un chico que nos dejaba en forma de casette (está bien, discos) sus señales de suicidio. 

El mismo Kurt que se enamoró de una señalada Courtney love. En el documental Kurt Cobain: Montage of Heck se afirma mediante distintos materiales del mismo cantante y su mujer, que Kurt era un gran feminista. Hace 20 años todo el mundo se sentía amenazado por una mujer de fuerte personalidad como Courtney, pero él no, supo darle su lugar y convivir con igualdad de poder en la relación. Eso hacía que muchos le vieran como un títere ante una mujer manipuladora. Incluso darle el lujo de ser odiada por nuestro amado Dave Grohl.

De esta unión tan tormentosa, nació la ahora exitosa modelo mundial Frances Bean Cobain, quien fue custodiada durante sus primeros meses de vida, ya que sus padres no poseían las herramientas suficientes para los cuidados necesarios. Esta tormenta de amor, más allá de lo trágico, inspiro varios poemas y escrituras de Kurt. Por ejemplo, Heart Shaped Box, fue inspirada en una caja de chocolates que le regaló Courtney a Cobain. Años después, de las distintas opiniones hacia esta relación, aparecen notas de Kurt, haciendo referencia a la situación desesperante de su matrimonio. Kurt, el hombre que se casó en pijama, Kurt, que nos tiñe de negro este abril. Kurt también sufrió por amor.

Fue una noche intensa para Sid y Nancy. Los dos se llenaron el cuerpo de drogas como para explotar como un globo. Claro, Nancy quedó tirada en el piso del baño. Resistió bastante bien las drogas pero no pudo superar la puñalada que recibió en el estómago. Así se desangró toda la noche sin darse cuenta. Sid ya tenía mucha fama, lo cual lo hizo salir ileso. Incluso después de afirmar que no recordaba si fue él el que mató a Nancy. Era un modelo del ideario punk, conseguía lo que quería, incluso los mejores abogados. Pero conseguir lo que uno quiere no lo aleja de toparse con la culpa. Aunque Sid la reemplazó rápidamente con Michelle Robinson, el intenso cantante le pidió a que le diera una buena dosis de heroína para soportar el dolor. Ella no se animó. Pero Anne, la mamá de Sid, llenó una jeringa con una dosis doble de heroína y se la inyectó a su hijo. Vamos seguir por los siglos de los siglos especulando si esta dosis fue la que lo mató, o sólo fue la tortuosa vida que lo llevó al suicidio. Pero Sid, nos dejó en claro que estaba pasando por su cabeza. Unos días después de ser incinerado, se encontró una nota de suicidio en el bolsillo de su campera de cuero bien punk. Decía "Hicimos un pacto de muerte, yo tengo que cumplir mi parte del trato. Por favor, entiérrenme al lado de mi nena".

Morrison era un filosofo que a mi entender, no era frustrado. Hizo una variación en The End y cerró la canción inspirándose en Sófocles y su Edipo: “¿Padre?”/ “Sí, hijo”/”Quiero matarte”/”¿Madre?”/I want to F***you". Pero el maravilloso Jim tambien buscaba su 'The End'. Morrison estaba escupiendo sangre. Una noche, mientras dormía al lado de Pamela, Morrison fue al baño y vomitó sangre. Pamela estaba tan drogada que no diferenciaba su mano derecha de la izquierda. De algún modo se las arregló y pudo seguirlo al baño, vio lo que hacía y volvió a la cama. Jim abrió las canillas de la bañadera y la llenó para meterse adentro. El agua caliente podría hacerlo recuperar un poco. Pero Jim se quedó dormido para siempre. Pam sólo decía que Jim la estaba esperando. Su deseo se volvió real cuando murió a los 27 años, a causa de una sobredosis de heroína. 

Las historias de amor, locura y muerte no terminan acá. Pero al informarnos un poco más de cada uno, los hacemos menos celestiales e inalcanzables y se convierten en humanos. Hasta el más prodigio vive un infierno por dentro, así que celebremos que pasaron por este mundo.

Amén, y larga vida al rock. (Y al amor).

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio