. Quarter Rock Press - Un disco, un barco, una isla, la Revolución
 
 
   

Un disco, un barco, una isla, la Revolución

SOL PEREYRA - Cantante

(Twitter: @solsolito)

 

 

Primero vino la crisis, ahora sí, ¿qué hago, qué digo, cómo canto, qué toco? Cuando menos lo pensé ya habían empezado a salir las primeras letras, melodías y acordes.

Las canciones empezaron a aparecer, inspiradas por muchas cosas, desde un cuento de Cortázar hasta la calle misma con su mar de gente adormecida a veces, no tanto otras. Y yo pensando, ¿ganas de qué tengo con este disco? De cantar más fuerte, de decir más directo, de bailar, de saltar, de hacer slam hasta el cansancio y cuando me cansé, porque no, bailar una cumbia setentera, todo eso y más, fue lo que fue apareciendo en el proceso de PRENDETE. Hice dúos increíbles con músicos que me ayudaron a viajar para otros lados y pusieron su estilo en combinación con el mío. Silvano Zetina fue uno de mis cómplices, aparte de productor del disco. Como fan de su proyecto Silvanozo, me pareció buena la posibilidad de combinar nuestros sonidos componiendo juntos algunas canciones: La impositiva, El elefante y ¡Vamos, dale!

Andrés Clifford, viejo compañero de andanzas, aliado desde Los cocineros, mi banda anterior, con él también nos lanzamos en el plan de hacer una canción juntos y nos salió “Brillar” en medio de un verano caluroso y con fernet. El resto fue mi voz diciendo en un argenmex que cada vez está más 50 y 50, tanto en las letras como en lo musical, ¿cómo evitarlo? Fernet y Mezcal un solo corazón. Y mientras la cosa se grababa, aparecían amigos músicos de todos lados, de Argentina a México viajaron sonidos, instrumentos y aliados que pusieron todo. Aparte de eso se sumó la fuerza de la gente que apoyaba financiando y compartiendo esta nueva hazaña, el disco nuevo, el cuarto.

Cuando menos lo pensé, teníamos barco, teníamos mar y éramos un equipo de navegación increíble. Como toda travesía pasamos un poco por todo, mar calmo, tormentas, lluvias, días largos y pesados y días en los que el mar se dejaba navegar de la manera más disfrutable.

En un momento, llegamos a la isla que buscábamos, ahí nos esperaba Hans Mues, quién nos recibió con ricas frutas, agua de coco y un buen cóctel análogo para sumar a nuestra aventura y darle a este disco el toque que necesitaba. Ya disco y travesía estaban en su punto justo, sólo nos faltaba sumar un poco más de magia y desde el norte se sumó Jason Carmer, otro gran navegante que terminó de aportar su toque para que lleguemos al puerto deseado. Y así, en un momento, el puerto del paraíso deseado frente a mis ojos.

Todo empezó con una crisis, siguió con aliados, terminó en un barco, una travesía y en medio de una isla, abrí los ojos, estaba con un amigo en un bar oaxaqueño, compartiendo un mezcal mientras me preguntaba: ¿Y qué querés hacer con este disco Sol? La revolución.

Corona

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP GIF

QRP Radio