. Quarter Rock Press - Florence + The World
 
 
Florence + The World FOTOS: TOMADAS DE INTERNET

Florence + The World

MARIANELA VANNUCCI - Columnista y fashion producer

(Twitter: @soyemeve)

 

Hoy en el día de la mujer, desde Quarter Rock press queremos homenajear a las mujeres. No sólo a las mujeres del rock, a todas las mujeres. Consideramos que cada mujer tiene un rol que ayuda a funcionar el mundo día a día. En este caso, homeneajear a Florence Welch, surge por su compromiso eterno con el género. Declarada feminista en distintas entrevistas, la artista ha inculcado en distintas ocaciones como el concepto "feminismo" está mutando y tomando fuerza en todo el mundo. El poder femenino jamás debería ser considerado una moda, por el contrario, es lindo descubrirlo de vez en cuando hasta en las acciones más pequeñas y es precisamente eso lo que verso tras verso nos canta esta inigualable musa musical.

Florence Leontine Mary Welch, la poderosa que nos da shows descalza y bailando sobre telas tan trasparentes como infinitas. Esas telas que te atrapan en escena y no te dejan salir hasta el último acorde. Acordes tan angelicales y fuertes que alzan en vivo la voz de miles de mujeres gritando estribillos llenos de pasión. Pasión que llevó a Florence a actuar con el mismísimo Mick Jagger interpretando 'Gimme Shelter' o a homenajear a la eterna Amy Winehouse con 'Back to black' y  a Aretha Franklin  en los recordados Grammys de 2011.

Mucho le debemos al progenitor de tal artista, quien afirmó haber inculcado religión a Florence cuando la hacía escuchar The ramones o The rolling Stones desde pequeña. Nick, el padre de Florence, quien se considera un "artista frustrado" confesó tambien, que el rock & roll era hereditario, que el mismo se mezclaba en el ADN y podía generar cosas maravillosas. 

De toda esta herencia, florece una Florence Welch, que utilizó como musa insipiradora a Stevie Nicks de quien supo aprender a conjugar perfectamente lo estético con lo musical. La maratónica carrera de Welch navegó por distintos géneros, hasta que Mairead Nash la escucho cantar ebria un tema de Etta James, llamado 'Something's Got a Hold on Me'.

 

 

No sólo se ha convertido en una musa para quienes la admiramos, Florence se convirtió en un ícono de la moda, la elegida de nada más ni nada menos que Karl Lagerfeld, Gucci o Alexander Mc Queen. En otro de los infinitos puntos de inspiración de Welch, encontramos su afición por las emociones, su afán por hacerlas vivir, por aflorar cada centímetro de dolor. Florence se considera una persona que lucha con la dualidad perfectamente equilibrada entre lo superficial y lo espiritual, lo que la ha convertido en trascendental.  Sólo basta con disfrutar sus actuaciones, las que pasan la frontera del mero espectáculo para convertirse en un ejercicio de conexión casi espiritual con el público. 

¿Podemos decir que Florence + The Machine nos trasmite un despilfarro de energía, fuerza y espiritualidad? Sí. Creo que cualquiera que esté leyendo esta nota, sabe que la banda le generó estas emociones en algún momento de su vida.

Abuela psicodélica, así se hace llamar entre sus íntimos, quienes saben que es una mujer que lucha interiormente y lo expresa para millones de personas en escena. Y sí, estar en escena le generó los típicos síntomas que hemos explayado antes con otros artistas: Temor, depresión, dolor. Síntomas que cualquier mujer siente en cualquier momento de su vida. Pero... la pregunta es... ¿Que hacemos las mujeres con esas emociones? Sí, todas vamos a contestar lo mismo: Nos llenamos de fuerza. Nos podemos armaduras. Como también hace Florence Welch, alguien que nos parece casi celestial o inalcanzable. Sí, Florence Welch también sufre por amor, Florence Welch también tiene miedo. 

 

 

La misma contó en algún momento como surgió su autoconocimiento escénico:  «La ropa es parte de mi proceso creativo. Al principio, la utilizaba como una armadura. Especialmente cuando empecé a ser famosa y sentirme más escudriñada. Pero ahora se ha convertido en una forma de expresión. Estar un tiempo fuera del ojo público me ha permitido conocerme. Y siento que he vuelto con un sentido de identidad mucho más claro».  Florence contó que su último disco "fue un disco desnudo" en el que plasmó todos los sentimientos que no podía esconder.  «Me asusta escuchar mi propia voz en crudo. Me siento expuesta. Siempre he preferido esconderme detrás de coros y efectos, metáforas y grandes historias. Pero aquí no hay trucos. Mientras lo grabamos, tuve que lidiar con emociones que me estaban ahogando. No fue fácil. Pero al final fue liberador. Suficiente tormento y pesimismo pase, como para tener que esconderlo».

Sí, Welch, todos entendemos lo que decís.

Con armaduras o sin armaduras, artistas como Florence, atrás de una computadora, en la calle, en el cielo. Llenas de fuerza nos queremos.

¡Viva las mujeres, viva el rock!

Corona

QRP Playlist

QUARTER ROCK PRESS TV

QRP Radio